Tio Curzio

Detrás de esta ventana,

mirando el horizonte ,

cielo sin estrellas

pintado de noche serena

con aire de mar,

playa desierta

con aguas que bañan su piel,

le pedi a este paraíso

que te traiga aquí.

Sigo mirando

en dirección a esa línea,

que no sé que hay detrás de ella,

y no logro encontrarte.

-

Gente que va y viene

coches circulando sin saber su dirección,

y yo sin saber

nada de vos.

- El mar ,

no me responde

el viento,

me moja con agua de mar,

-

No es de mar

es una lágrima mía ,

que estaba

oculta, escondida

que me hace ver,

la realidad.

-

GUILLERMO FERNANDEZ LIGUORI


comparte esta página en: