Encierro

Dentro de él,

el de los cuatro lados imaginarios y las luces casi artificiales,

con la soledad y oscuridad como fieles amigas.

Fuera de gritos y cualquier disturbio.

El misterio y el sonido están tras la transparencia.

Transparencia que deja la visión sin sentido,

transparencia que oculta la realidad.

-

Luego de largas horas, uno decide salir,

evitando la transparencia y respirando sobre ella.

-

La blanca luz tapa los ojos.

Pero no es eso lo que tapa los ojos:

es la mentira, su sabor, su olor.

Mentira construida por el hombre,

mentira que ya no tiene salida...

-

Matute


comparte esta página en: