NO SUPE QUE HACER.

LOS VI A LOS DOS SENTADOS,
EN EL PARQUE INDEPENDENCIA,
DE SEGURO SIN QUERENCIA,
Y A LA VISTA MAL ALIMENTADOS.




----


LOS MIRE Y ME MIRARON,
Y UNO CON OJOS VIVASES,
ME DIJO SIN PEDIR PASE,
UNA MONEDA SEÑOR.



----


YO NO LO PUDE CREER,
EN EL TIEMPO RETROCEDI ,
Y EN EL NIÑO YO ME VI,
Y ME VI DESPACITO ENVEJECER,




----


LE PEDI UN SIN FIN DE PERDONES,
QUE SEGURO NO ENTENDIO,
LA MANITO ME EXTENDIO,
ESPERANDO DE MIS DONACIONES.





----


YO NO PODIA YA NI HABLAR,
Y LE DI LO QUE TENIA,
ME VOLVI DE DONDE VENIA,
Y ME PUSE A LLORAR.




----


PENSE EN MIS NIETOS HE HIJOS ,
PENSE EN ESOS DOS JESUSITOS,
CON SUS CUERPOS TAN CHIQUITOS,
Y CANTE CON REGOCIJO.




----


DIOS YO ESO LO PASE Y DURO,
Y PUEDO AHORA CONTARLO,
A UD JESUS HALABARLO,
POR MANTERME AUN PURO.



----


A ESOS CRISTOS AYUDE SEÑOR,
COMO A MI ME AYUDO,
AL FUTURO ME AUNO,
Y ME ERIGIO EN SOÑADOR,
YO YA EN UD NO DUDO.
LO TENGO POR SALVADOR.








RAUL




,





Queenfive 2005-05-31 03:13:

Tu TeXTo CaLó MuY HoNDo En Mí ..


bebella 2005-05-31 15:24:

La gente que conoces afecta tu vida, las caídas y los triunfos que tu experimentas crean la persona que eres.


Te veo a ti, ante esos dos jesusitos como bien has dicho, y me recuerdas con tu reflexion, a algo que yo vivi...
Un diá de camino a casa, me alcanzo en la calle una pequeña niña, no puedo decir que mal vestida, en realidad no me percate de eso, la chiquilla queria venderme un paquete de tortillas caseras, y yo de momento, no quize, le dije que en otro momento... En ese instante la chiquilla que por cierto era preciosa, delgada, de tez blanca, con los ojos grandes y expresivos, y una sonrisa bella, me dice - !por favor ! compreme este ultimo paquete de tortillas - Al mismo tiempo que se ponia de rodillas en el pavimento a media calle... mi impresión fue enorme, me di cuenta de lo horrible que es ver a una parsona arrodillada, creo que sin lastimarla, la tome fuerte del brazo y la alze, y le dije con un nudo en la garganta que jamás, sin importar la circunstancia se volviera a arrodillar ante nadie... Por supuesto le compre el paquete de tortillas, y ella me dijo - Usted es muy linda señora - Ahora pienso que lo que me impacto, fue que tantas cosas me recuerdan ese acontecimiento, me veo a mi misma en esa niña, arrodillada alguna vez ante alguien...
Por eso pienso que uno vive las cosas, y es uno capaz de cambiar la vida de otra persona...
Somos salvadores, maestros, pero nunca dejamos de ser aprendices....


comparte esta página en: