La pareja...

Esto no es un poema, es solamente una impresion, una imagen, un relato, algo de la vida, que me gusto presenciar....

Les vi, con la cara felices, no caminaban tomados de la mano, por cada uno de ellos llevaba de la mano a una pequeña, formaban una familia, de esas familias que llaman la atencion, por que despinden una armonia, y es inevitable mirarles, habia algo especial en ellos, y después de seguirles mirando, me percate que hablaban a señas, entre ellos, las niñas gritaban y corrian de un lado al otro pidiendo palomitas y chocolates en la fila del cine...
Ellos complacientes les compraron cuanto pidieron, y para suerte mia entraron a la misma funcion, en la que yo iba con el hombre mas importante en mi vida que es mi hijo, al cual por supuesto, le compre las golosinas que pidio, ya que sabe que la debilidad de su madre son sus besos.
Les segui observando y y pense que era muy bonito que existiera una pareja asi, pense en lo dificil que debia ser criar hijos que no son sordos, de ahi nacio mi curiosidad, serian ambos sordos. No, solo ella lo era, por que las niñas hablaban siemprecon papé y le hacian señas a mamá, ellos se sentaron juntos, y el le tomo por un instante el rostro a ella, lo voltio hacia el y le planto un beso, que me parecio a mi sensacional, todo esto que les cuento paso en fraccion de minutos, antes de que la pelicula comenzara en forma, me di cuenta lo especial que debe ser ella para el. Y de pronto imagine que cuando despiertas un amor asi en una persona, esta vence todos los obstaculos por amarte.

No quiero dejar una moraleja, por que esto no es un cuento, es la vida, muchos vivimos solos siempre esperando encontrar a alguien asi, y y cuando el amor llega queremos que sea asi de grande, damos todo estamos dispuestos a entregar todo por vivir una felicidad de esa magnitud.

Pero la vida tiene siempre la ultima palabra.

La vida es la que nos da, hoy algo de felicidad para compartir, mañana no sabremos si lloraremos de nuevo...

Lo mejor de todo es estar aqui, poder abrir mis letras, por las cuales descubro el corazón, por medio de las cuales rio, lloro, pero siempre con fé, con fé en la vida, en lo que nos da.

No habria triunfos grandes ni pequeños que valieran la pena, si no hubiera con quien compartirlos, no habria sonrisas valederas, si no hubiera quien las recibiera, ni palabras como estas de cariño y sinceras, sin un grupo maravilloso de personas como ustedes.

Con afecto, con admiracion.
Su amiga de siempre
Bebella


comparte esta página en: