Lo que duele al enmudecer...

Lo que duele al enmudercer...

No es manada que el temor ya perdido,
ya no es mas que solo ayer,
tan solo un poco de un querer sin poder hablar...

Lo que duele al enmudecer...
Es llevarse el recuerdo de un querido ser,
sabiendo y, no le podremos ver,
es entender que nos sobro orgullo
y no nos dejamos ver...

Al enmudercer...
Se nos quedan clavadas incognitas,
que tal ves ni siquiera el tiempo nos responder,
que ni siquiera el entender mas nos ayudara.

Al callar afecto,
Se nos revierte en un sencillo parpadear,
y nos viene aquel pensar,
de si hubiese hablado aquello...

Al acallar nuestro ser,
entiendo hoy no maduro yo,
madura ese ser egolatra,
que no se quiere ver...

Al dejar en silencio nuestro proceder,
se va apagando el regocijo de nuestro creecer,
se va quedando oculto tanto de nosotros,
se perdiendo tanto, que cuando desperte,
desperte gritandome no debo dejar de ser...

Lo que duele al enmudecer...
Es no haber cortado mis miedos,
Y haberle contado incluso mi lado debil,
mi lado mio que solo a seres como ella,
he venido haciendome ya ver...

P.D. Es dedicado a una de mis madres, que me educo fuerte y me quizo siempre, con mis virtudes y defectos, con mis pocas grandezas y mis mil limitantes, a ella hoy que ya no se lo podre decir, pero si me lo podra arrancar...
Un beso bebella, hoy comienzo a reanudarme aca,
el por que de alejarme, fue un gran pesar, que no me dejaba, por ahora ella me dicta mi libertad, me deja tranquilo sabiendo que sabe simpre le quice sin mas.
("Samuelo")

kirrag 2004-07-06 00:54:

El cotejo

Disculpen los pasados errores aqui les dejo el original en letras...

Lo que duele al enmudercer...


No es mas nada que el temor ya perdido,
ya no es mas que solo ayer,
tan solo un poco de un querer sin poder hablar...

Lo que duele al enmudecer...
Es llevarse el recuerdo de un querido ser,
sabiendo y, no le podremos ver,
es entender que nos sobro orgullo
ya no nos dejamos ver...

Al enmudecer...
Se nos quedan clavadas incógnitas,
que tal ves ni siquiera el tiempo nos responderá,
que ni siquiera el entender mas nos ayudara.

Al callar afecto,
Se nos revierte en un sencillo parpadear,
y nos viene aquel pensar,
de si hubiese hablado aquello...

Al acallar nuestro ser,
entiendo hoy no maduro yo,
madura ese ser ególatra,
que no se quiere ver...

Al dejar en silencio nuestro proceder,
se va apagando el regocijo de nuestro crecer,
se va quedando oculto tanto de nosotros,
se va perdiendo tanto, que cuando desperté,
desperté gritándome no debo dejar de ser...

Lo que duele al enmudecer...
Es no haber cortado mis miedos,
Y haberle contado incluso mi lado débil,
mi lado mío que solo a seres como ella,
he venido haciéndome ya ver...


comparte esta página en: